PODZIM, OTOÑO EN PRAGA - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

PODZIM, OTOÑO EN PRAGA

Una de las ventajas que ofrece Praga es su cercania con la naturaleza, en apenas media hora puedes llegar  hasta Castillos en medio del Bosque como a encantadoras rutas al lado del rio...te proponemos algunos planes para aprovechar el Otoño, tanto en la Cuidad como en los alrededores de Praga y así poder disfrutar del espectacular paisaje y colores que ofrece este país en esta epoca del año.

 CASTILLO DE KARLŠTEJN Y LA CUEVA DEL “CABALLO DE ORO”

Las cuevas se encuentran en el pueblo de Koněprusy, con una longitud de 2,5km y  una profundidad de  600m, éstas impresionantes cuevas de  piedra caliza se encuentran 6km al sur de Beroun, muy recomendable pasear por el Rio,  y muy cerca del Castillo de Karlštejn, por lo que puede ser una excursión perfecta para hacer en un día completo.

 La colina bajo la que están ubicadas las cuevas se llama Colina del Caballo de Oro (Zlatý kun) de ahí el nombre de las mismas. Las cuevas fueron abiertas  para el público en 1959.

A dia de hoy se puede acceder a las cuevas pagando una entrada de aproximadamente de unas 60cz (niños 30 y Jubilados 40cz) que incluye un servicio de guia,eso si en Checo.

Una parte de las cuevas se usó durante la Edad Media como un taller ilegal de hacer monedas, en esta parte de la cueva hay como una representacion con maniquies de como se trabajaba.

En las cuevas se encontraron muchos restos de la prehistoria y también huesos de animales y de humanos de la familia de Homo Sapiens.

Si tienes oportunidad, aunque la visita sea en Checo, merece la pena ver las cuevas por dentro, son espectaculares.

Si después de este paseo todavía te queda energía, que seguro que sí, a tan solo unos 15 o 20min puedes llegar hasta el Castillo de Karlštejn, un castillo Medieval construido por el Rey Carlos IV en el Siglo XIII. Un Castillo que tambien puedes visitar con audio guia en Español e imprecindible pasear por sus bosques en Otoño, una de las mejores épocas para visitar este Castillo.

MONTE DE PETŘIN

Subir a a la Torre de Pretřin en otoño es todo un espectaculo de colores.

La atracción más visitada es su torre una pequeña replica en miniatura de la Torre Eiffel  que cuenta con 63 metros de altura, pero al estar sobre la colina del Monte del Petřin la eleva a casi 200 metros sobre Praga, brindándonos así una de las mejores panorámicas de la ciudad.

Puedes llegar hasta la cima de la montaña, puedes hacerlo con el famoso funicular  o  a pie atravesando los jardines del Monte Petřín, desde el Monasterio de Strahov, por la parte trasera del complejo, desde el Castillo o desde la calle Újezd, todos ellos  unos  paseos especialmente agradables en otoño.

Una buena opción y que mucha gente hace es subir en el funicular y bajar andando.

Para subir a la torre hay que pagar entrada y subir a por una escalera de caracol hasta la cima pero verás que el esfuerzo merece la pena. Si apatece hacer algo más ya que has subido hasta Petřin, dentro del Parque de  podrás encontrar un Laberinto de Espejos, igual que si de un parque de atracciones se tratara, por fuera es como una especie de castillo, pero si entras dentro (hay que pagar entrada) podrás didfrutar de una divertida actividad sobretodo si vas con niños.

Tanto la Torre como el  Laberinto de los Espejos, formaron  parte de la Exposición Universal de Praga en 1891 y se quedaron ahí definitivamente.

CASTILLO DE KONOPIŠTĚ

El Castillo de Konopiště, fundado como una fortaleza gótica, inspirado en las fortalezas francesas con torres simétricamente ordenadas, una multitud de escaleras y puentes levadizos. Gracias a varias reformas, se fue transformando en un palacio romántico con interiores lujosamente amueblados y adaptados para la vida cotidiana.

El heredero del trono, Francisco Fernando de Austria cuyo asesinato en Sarajevo dio motivos a la Primera Guerra Mundial, eligió el Palacio de Konopiště como su residencia. El segundo conflicto mundial dejó también sus huellas en Konopiště, ya que el palacio fue también residencia de las unidades de combate SS en aquella época.

El heredero del trono, Francisco Fernando de Austria cuyo asesinato en Sarajevo dio motivos a la Primera Guerra Mundial, eligió el Palacio de Konopiště como su residencia. El segundo conflicto mundial dejó también sus huellas en Konopiště, ya que el palacio fue también residencia de las unidades de combate SS en aquella época.