CAMINANDO POR LAS CALLES DE PRAGA - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

CAMINANDO POR LAS CALLES DE PRAGA

Caminando por las calles de Praga me fascina mirar los portones de las casas y símbolos, que adornan su parte más alta. Los símbolos de las casas de la Ciudad Vieja y del Barrio Malá Strana,  llevan siglos, decenas de años “patrás”, y te dejan imaginar… Te preguntas, ¿quién podría vivir en esta casa?¿De qué vivía la familia? ¿Cómo pasaban las noches largas del invierno oscuro?  ¿Qué actividades les gustaba hacer en verano? ¿Cómo fue la vida de ellos? ¿Hubo siempre éxito y dinero, como parece al mirar las fachadas de sus casas?

Como estamos hablando de las fachadas del casco histórico de Praga, no son casas de gente pobre. Se puede observar al entrar a las casas muy bonitas, que pertenecían (me imagino) a los  ciudadanos  célebres de la ciudad. Y los palacios del barrio Malá Strana ya no nos dejan  dudas acerca de que allí vivía la gente que pertenecía a la nobleza. Aquí  te preguntas, imaginas, ¿cuántos bailes han pasado en este palacio ? ¿Cuantos caballeros y damas han cruzado el portón, adornado con el sol, con sus ropas ricas buscando nueva pareja, diversión, comercio … ¿Por qué decidió el arquitecto este símbolo?

En la Plaza de la Ciudad vieja hay una casa, que se llama Casa de la campana de piedra. Ya nos imaginamos, que sobre su fachada debe aparecer este símbolo. Es una de las casas más nombradas en la plaza. Aunque hoy en día no lo parece, en el mundo medieval fue “palacio real” y allí nace el checo más grande y famoso Carlos IV.  

Hoy en día los guías explican, que antes de la numeración de las casas, en el mundo medieval, las casas llevaron su propio símbolo, que a veces correspondía también con la profesión del dueño de la casa. Más tarde, se ponen números, pero la época del romanticismo vuelve a pintar sobre la fachadas, simbología – pero ahora es simbología de mitología eslava, santos checos y la vida cotidiana del pueblo… 

La simbología en las casas está muy fuertemente dentro de las almas de los checos. La casa cubista, terminada en el año 1912, lleva también en su fachada un símbolo, Madona Negra sobre su esquina ya nos está diciendo, como se llama – es la casa de Madona Negra. 

Al correr el tiempo la simbología y la numeración aparecen en muchas casas del casco histórico. Símbolos renacentistas, barrocos, romanticistas, números de hoy, a veces todos juntos en una fachada. 

Pero ojo, esto no es el símbolo de la casa. Esto es la entrada en uno de los bares de Praga donde se vende Absenta.. Pero de ella vamos a hablar en otro blog.