Historia y curiosidades sobre el Puente de Carlos - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

Historia y curiosidades sobre el Puente de Carlos

Es imposible venir a Praga y no escuchar hablar del Puente de Carlos, ya que  es el monumento más famoso de Praga, el cual comunica la Ciudad Vieja  en checo Staré Město con la Ciudad Pequeña  llamada en checho como Malá Strana y su importancia se debe a que es el puente más antiguo de Praga.

Cuenta con más de 500 metros de largo y 10 de ancho, para que se puedan imaginar su grandeza hay que destacar que por el pasaban 4 carriles destinados al paso de carruajes, aunque actualmente es peatonal y es el puente con mayor afluencia de personas en Praga.

Por supuesto el Puente de Carlos recibe su nombre de su creador, Carlos IV, que puso la primera piedra en 1357 para sustituir al Puente de Judit, que se destruyó por una inundación.

Carlos IV era un poco superticioso ya que esa primera piedra fue colocada por Carlos IV el 9 de julio de 1357 a las 5:31 de la mañana, porque escribiendo los números de la siguiente manera: 1 3 5 7 (año) 9 (día) 7 (mes) 5 3 1 (hora) forman una secuencia capicúa con el 9 en la cumbre, ya que creía que si lo hacía en este momento el puente no sería nunca derrrumbado.

La belleza de este puente se debe en parte porque a lo largo del puente podrán encontrar 30 estatuas situadas a ambos lados de éste, aunque a día de hoy son copias ya que las originales se encuentran en el Museo Nacional de Praga y en Vyšehrad.

Quizás la estatua más importante y la que tiene mayor relevancia es la de Juan de Nepomuceno, ya que fue  la primera estatua que se añadió en 1683. Y fue añadida puesto que  Juan Nepomuceno fue tirado al río en 1393 por orden de Wenceslao IV y más tarde en el siglo XVIII fue santificado.De hecho se dice que este santo tiene el poder de cumplir  un deseo a quien pone la mano izquierda en la representación de su martirio situado en la base de la estatua,  y éste le será concedido.