LA MEMORIA TATUADA SOBRE LA PIEDRA - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

LA MEMORIA TATUADA SOBRE LA PIEDRA

“Stolpersteine” s palabra alemana que el significado de ella se traduce difícilmente: “una piedra en el camino que puede hacer tropezar al caminante” (el artista dice “debe hacerte tropezar”). La historia de este proyecto comienza en el año 1990 en Colonia. Fue un artista alemán, Gunter Demnig, quien quiso planificar una conmemoración de las primeras deportaciones de la Alemania nazi, que ocurrieron en Colonia. La primera “piedra” fue puesta delante de la municipalidad de Colonia 16.12.1992, la fecha en que se cumplían 50 años de la orden que hizo Heindrich Himmler para la deportación de “gitanos”. En la placa, el artista puso las primeras líneas del texto del decreto de la deportación. A partir de este momento se desarrolla el proyecto “Stolpersteine” que se dedica a recordar a todas las víctimas del Holocausto. El fin del proyecto sería colocar seis millones de piedras con los nombres de cada una de las personas matadas en holocausto. Las piedras se comenzaron a colocar en varias ciudades de Europa. A partir del 2008 también en Praga y en diferentes ciudades de la República Checa. Hasta el año 2017 había más de 61 000 “Stolpersteine” en más de 20 países del mundo.

Los cubos, las piedras miden mayoritariamente 10x10x10 cm, y llevan los datos de las personas que fueron deportadas, perseguidas, asesinadas o prefirieron suicidarse ante la persecución. Por lo conocido los grupos más perseguidos eran judíos, gitanos, miembros de movimientos de resistencia, oposición  política, homosexuales, testigos de Jehová. Cada cubo tiene una inscripción, que se repite en todas la ciudades que participaron en el proyecto. Comienza con: “Aquí vivió, Aquí enseño, Aquí eligió la muerte… el nombre de la víctima, año de nacimiento, su destino, la fecha de deportación y el lugar de la muerte. Habitualmente no se pone la fecha de la muerte, porque en la mayoría de los casos es desconocida.  El cubo se instala en la acera o la calle delante de la puerta del último domicilio de la víctima.

En los barrios de Praga, no solamente en el casco histirico, se observar el crecimiento de “Las piedras de los desaparecidos” como los llamamos aquí, en Chequia.

Hay otro proyecto, que nació unos años antes aquí en Praga. Entre los años 1954 – 1959 se realiza el proyecto de Memorial de las víctimas del holocausto de Chequia y Moravia. Dos artistas checos, Václav Boštík (1913 – 2005) y Jiří John (1923 – 1972) realizan la idea “hacer las lápidas, para los que no tienen una”. Las paredes de la Sinagoga de Pinkas hacen la vez de lápidas, que es la parte del Museo Judío de Praga. Las paredes de la sinagoga, gracias al trabajo de estos dos artistas, poco a poco se llenaron de nombres de las víctimas del Holocausto (šoa).

Los visitantes de la Sinagoga hoy pueden leer en las paredes los nombres de casi 80 000 víctimas de las deportaciones cuando Checoslovaquia estaba bajo poder de la Alemania nazi. Para la orientación se pone la ciudad del origen de la víctima (donde vivió antes de la deportación), el nombre (se ordena según abecedario), la fecha del nacimiento y de fallecimiento. Pero la fecha verdadera de fallecimiento en la mayoría de los casos está desconocida, así las fechas que aparecen son fechas del transporte hacia “los campos de concentración del exterminio, o la fecha de los transportes a los guetos”. La lista de nombres fue hecha a base de los archivos de tarjeta que fueron creadas inmediatamente después de la guerra, las listas de deportaciones, los registros de personas y de los testimonios de los sobrevivientes.  

Los transportes  comienzaron en octubre 1941.  En aquel momento se comienza a formar el gueto para los judíos de Chequia y Moravia que es Terezín. Una ciudad – gueto para los Judío checos. Más tarde se dirigen a esta ciudad los transportes de Judíos de Austria, Alemania, Dinamarca, Países Bajos y otros países de Europa. Y esta ciudad aparece en la mayoría de los “ Stolpersteine” de Praga. Esta ciudad fue el comienzo del fin de muchos judíos famosos que finalmente  “desaparecieron” por la maldad del ser humano antes de que llegase su tiempo. Como las hermanas de Franz Kafka, Kurt Gerron, la familia de Madeleine Albright (ministra de exteriores de EEUU), František Zelenka (artista, pintor, fundador de uno de los teatros en Praga) y miles de otros desconocidos…  

El 27 de Enero es el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto. ¡No nos olvidemos!  

 

Fuentes: televisión checa, Wikipedia, Museo Judío de Praga