“ESCAPISTA DE BERLÍN” SOBRE PIERNAS, SAN WENCESLAO EN UN CABALLO MUERTO.. ¿CONOCEN LO ESCONDIDO DE PRAGA? - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

“ESCAPISTA DE BERLÍN” SOBRE PIERNAS, SAN WENCESLAO EN UN CABALLO MUERTO.. ¿CONOCEN LO ESCONDIDO DE PRAGA?

Si queremos copiar los pasos de los primeros visitantes de esta ciudad, tendríamos que entrar a la Ciudad Vieja por la Torre de la Pólvora, que fue una de las entradas que tenía la gran muralla que rodeaba la “Antigua Ciudad Praga”. En las caras de la torre, hay muchos mensajes para los peregrinos. En la entrada se encuentran las estatuas de los reyes importantes de la Edad Media, Carlos IV (el mismo del puente de Carlos) y Přemysl Otakar II. Saliendo de la ciudad Vieja está ubicada la estatua del primer rey no católico – husita (protestante) Jorge de Poděbrady. Debajo de los famosos y poderosos reyes aparecen unas pocas imágenes de la vida cotidiana de los ciudadanos. La profesión más vieja del mundo -  la prostitución – un chico ofreciendo el dinero a la mujer con este motivo.

Hay una bienvenida, que aparece en las manos del caballero, escrita en latín, dándole la bienvenida, pero solamente a la gente buena:  “He aquí, Praga. Para los honestos soy madre, para los fraudulentos madrastra, ellos que huyan, y que vengan quienes de su propia voluntad desean el bien". Esta torre, muy parecida a la del Puente de Carlos, aún tiene otras cosas escondidas, una de ellas es una ventana saliente, que sirvió en su época como servicio, con un agujero (letrina) directamente hacia la calle. Ya nos imaginamos porqué hubo tanta peste negra en la edad media.

Mirando la torre gótica, el puente de Carlos también tiene sus torres, conocidas por todos los visitantes de Praga, porque cada día cruzan este famoso puente, cruzando el Río Moldavia y poder llegar hasta Castillo de Praga, el castillo medieval más grande del mundo. Muchos de ellos sacándose selfies y fotos, viéndose solamente a si mismo, habiendo tantas cosas tan lindas que ver allí. Ya no hay tiempo ya para los detalles. Pero hay un detalle muy visible pasando el portón de la parte de barrio de Malá Strana.

Si uno levanta un poco la vista puede encontrar surcos bastante profundos entre las piedras del portón. ¿Qué podría ser?, ¿por qué no lo arreglaron con alguna de las reconstrucciones del puente? Pues, porque es un detalle que nos habla de nuestros antepasados. Estos surcos que tenemos en el puente, desde la época medieval, cuando el puente se cerraba y era custodiado por los guardias con sus armas, y he aquí, entre la piedras del portón, se afilaban las alabardas.

La Plaza de Wenceslao es la segunda plaza más famosa en Praga, hoy en día llena de comercios. Pero originalmente fue ubicado aquí el comercio equino. El único caballo que hoy permanece en la plaza, es el caballo que monta el rey santo y adorado de este país, San Wenceslao.  Esta escultura ecuestre nos presenta a este santo muy majestuoso sobre una caballo andaluz español  perfecto.  Pero san Wenceslao a la vez mártir, fallecido en el comienzo del siglo X., no podía tener un caballo así perfecto, sinceramente, por nuestras tierras no los habíamos visto todavía. Para ser históricamente sincero, debería montar sobre un burro y esto no le podiamos hacer, comprenden.

Pero hay otra escultura a caballo de Wenceslao en el palacio Lucerna, en la calle Vodičkova, ubicada bastante cerca de la original. Es una escultura de David Černý, nuestro artista que suele provocar con sus obras. El caballo esta al revés, colgado patas arriba, muerto y san Wenceslao (con sus dudas) sentado sobre la panza del caballo muerto. ¿Qué quiere decir esto? Pues cosa del artista, pero en el contrato, que tiene la dueña del palacio Lucera, Sra. Havel y el nombrado artista David Černý, se dice: que la escultura se quedará en el sitio, “hasta que vuelva Monarquía Constitucional a la República Checa”.

Hablando de David Černý, hay varias obras muy conocidas de él por toda la ciudad, como por ejemplo los niños con “código de barras”, en la península Kampa, dos hombres orinando sobre la República Checa delante del museo de Kafka en Mala Strana y muchas más. Hay una escultura no tan conocida, un poco escondida en los jardines de Mala Strana delante del palacio Lobkovicz. Un coche muy típico – Trabant – coche producido en Alemania comunista pero en vez de ruedas, tiene cuatro piernas.

Esto es un recuerdo de los últimos meses del comunismo en  el bloque comunista. En agosto de 1989 llegaron a Praga miles de alemanes del DDR, de la parte comunista en sus coches, aparcaron delante de la embajada de Alemania del Oeste,  tratando de emigrar a través de ella.  Esperando allí varios días, cantando canciones de libertad, esperando la respuesta del embajador, que finalmente fue positiva. Hasta el fin del comunismo, de esta manera emigraron casi 15 000 alemanes de la parte este hacia Alemania Oeste, diciéndonos a todos, que el comunismo ya se esta agotando, y así fue.

 Fuente: pepikov.cz, idnes.cz