KARLOVY VARY - Actividades, excursiones y visitas guiadas en Praga

KARLOVY VARY

Es una ciudad balneario muy cerca de la frontera con Alemania y entre bosques, pertenece a la región de Bohemia occidental, conocida como el ‘triángulo de las Bermudas’ de aguas curativas, formado por las ciudades de Karlovy Vary, Mariánské Lázne y Františkovy Lázne y se encuentra a unas dos horas de distancia de Praga, unos 120 Kilometros. Tiene su origen en el año 1358, cuando, dicen que un perro de caza del emperador checo Carlos IV descubrió un manantial con aguas calientes en el lugar que ahora está emplazada la ciudad. A partir de entonces a principios del siglo XX la ciudad empezó a convertirse en lugar indispensable para músicos, escritores y artistas centroeuropeos como Beethoven, Goethe y Freud. Y es que ese ambiente de Belle Epoque se nota al pasear por sus calles al igual que no es de extrañar pasear por la cuidad y cruzarte con varias personas en albornoz y con su jarrita en la mano para beber agua de las fuentes en cuanto tienen ocasión.

La mayor riqueza de Karlovy Vary consiste en 13 fuentes termales minerales, que sirven para el tratamiento de afecciones del aparato digestivo, trastornos del metabolismo, enfermedades oncológicas y del aparato locomotor.

En la actualidad, su fama internacional se amplia gracias al Festival de Cine que se celebra cada año en el mes de Julio. El festival de cine de Karlovy Vary es el festival más prestigioso de la Europa Central. El primer festival se celebró en 1946 en Mariánské Lázně, un año más tarde se trasladó a Karlovy Vary. desde aquel momento se celebra regularmente en la primera mitad de julio. El festival suele estrenar más que 200 películas nuevas de todo el mundo, la mejor película está galardonado con el Globo de Cristal durante la ceremonia final. Celebridades y estrellas, miles de aficionados al cine, conciertos, ceremonias, fiestas, conferencias de prensa y decenas de otros eventos pertenecen al festival. El centro del festival forma el hotel Thermal, sin embargo, las proyecciones cinematográficas tienen lugar en toda la ciudad prácticamente.

Puedes visitar la ciudad en medio día ya que es pequeña, pero si tienes la oportunidad de pasar la noche en Karlovy Vary, agradecerás una paseo nocturno a orillas del río disfrutando de la cena en alguna de las terrazas de los restaurantes que encontrarás.